El Cairo.- El grupo extremista Estado Islámico dijo que mató a un prisionero chino y a otro noruego, en una revista de su propiedad que publicó el miércoles fotos de las supuestas víctimas con un cartel que decía "ejecutados".

NOTICIA: Redada en París deja 25 detenidos

En septiembre, la primera ministra de Noruega Erna Solberg dijo que un compatriota había sido secuestrado en Siria en enero y que creía que estaba en manos de Estado Islámico. Solberg había dicho que el país no pagaría un rescate por su liberación.

NOTICIA: Experta descarta ataques terroristas en América Latina

El Ministerio de Relaciones Exteriores chino también había dicho ese mes que creía un ciudadano había sido capturado por el grupo insurgente.

En una publicación previa en la revista Dabiq, el grupo radical había indicado que ambos cautivos fueron abandonados por sus países y que estaban "en venta", por lo que el pago de rescate podría permitir su liberación. En el último número no dio detalles de cómo, cuándo o dónde habían sido ejecutados.

NOTICIA: El Bataclan era "el infierno" de Dante, relata policía

La revista también mostró una foto de lo que dijo era la bomba improvisada que derribó un avión ruso sobre la Península del Sinaí en Egipto, en un hecho que dejó 224 muertos.

Estado Islámico también señaló en la publicación que originalmente había planeado derribar un avión occidental en lugar de la aeronave comercial rusa, pero que cambió el blanco a Rusia después de que Moscú lanzó ataques aéreos en Siria.

NOTICIA: Diesel, la perra policía abatida en operativo en París

Los extremistas indicaron que introdujeron la bomba en el avión ruso después de encontrar una falla de seguridad en el aeropuerto egipcio de Sharm al-Sheikh.

mac