Egipto. El grupo extremista Estado Islámico amenazó con matar a dos rehenes japoneses a menos que reciba un rescate de 200 millones de dólares en las próximas 72 horas, exigiendo el pago directamente al primer ministro japonés Shinzo Abe, quien está de gira por Oriente Medio.

Abe prometió salvar a los hombres, al decir que sus vidas son la máxima prioridad .

El gobernante y otros funcionarios japoneses no quisieron decir si su país pagaría el rescate por los rehenes Kenji Goto Jogo y Haruna Yukawa. Su secuestro también hizo recordar la decapitación en el 2004 de un viajero japonés en Irak, realizado por el predecesor del grupo Estado Islámico por la participación de Japón en la guerra liderada por EU.

El video difundido al parecer realizado por un grupo identificado como al-Furqan, la división de medios de la milicia extremista, y publicado en sitios web vinculados al grupo, imitó otras amenazas a rehenes realizadas por EI.

Para el primer ministro de Japón: aunque está a más de 8,500 kilómetros del Estado Islámico, se ha ofrecido voluntario para participar en esta cruzada , dice el insurgente, que aparece blandiendo un cuchillo y se parece y suena como el británico implicado en otras decapitaciones ejecutadas y filmadas por el grupo. Ha donado con orgullo 100 millones de dólares para matar a nuestras mujeres y niños, para destrozar las casas de los musulmanes .

EL yihadi con acento británico aparece también en las grabaciones de las decapitaciones de los rehenes estadounidenses James Foley y Steven Sotloff, y de los británicos David Haines y Alan Henning.

El grupo también tiene retenido al fotoperiodista británico John Cantlie y a una mujer estadounidense de 26 años capturada el año pasado en Siria.

La grabación difundida es la primera en que el Estado Islámico pide específicamente dinero por los rehenes. Aunque el insurgente del video lo vincula a la ayuda ofrecida por Japón para luchar contra la milicia, llega en medio de pérdidas recientes de los extremistas por los ataques aéreos de la coalición liderada por EU contra sus objetivos. Además, la milicia liberó recientemente a unos 200 rehenes yazidíes, en su mayoría ancianos, avivando las especulaciones sobre que el grupo no podía hacerse cargo de ellos.