Durante el fin de semana la situación en Ucrania se convirtió en una de las más grandes historias del planeta. Notas acerca de las manifestaciones llenaron las planas de la edición impresa de The Washington Post durante sábado y domingo, y parecía que sería una historia importante para todos los medios.

El sábado Yanukovich dejó la capital, permitiendo que su casa se mostrara a los ojos del mundo, mientras su principal rival, Yulia Tymoshenko, era liberada de prisión y anunciaba que participaría en las próximas elecciones.

Sin embargo, la noticia de Ucrania no era la única importante en el mundo, también empezaba a gestarse una situación similar en Venezuela, de la que algunas personas comenzaban a preguntarse si se le estaba dando la atención suficiente.

¿Venezuela está en llamas mientras el mundo mira hacia Ucrania? , cuestionó el Canal de noticias 4 de Reino Unido, mientras que Voxxi, una fuente dedicada al público latinoamericano, informaba el lunes que la violencia en Venezuela se estaba perdiendo la cobertura mediática de EU .

Las protestas en Venezuela son importantes, de acuerdo con los últimos reportes al menos 12 personas han muerto y no hay señales que indiquen que la violencia en este país terminará pronto; sin embargo, también hay otras situaciones terribles que persisten en países como Bosnia, Tailandia y Guinea.

La terrible conclusión que tenemos aquí es que quizás el apetito estadounidense por las noticias internacionales es un juego que termina en cero: Ucrania simplemente requiere más atención en los titulares que Venezuela. ¿Podría ser cierto? Hay que considerarlo.

La Plaza de la Independencia, en Kiev, podría compararse superficialmente con las protestas en la Plaza Altamira, en Caracas, y con otros centros de protestas en Venezuela, debido a los mismos enfrentamientos violentos y antigubernamentales, pero la realidad es mucho más complicada.

La razón más obvia es la practicidad: hay un espacio limitado en el periódico. Sin embargo, los factores económicos también nos conciernen, pues hacer reportajes en el extranjero es caro y las agencias de noticias no tienen tanto presupuesto.

Asimismo, las manifestaciones que comenzaron en Kiev el 21 de noviembre del 2013 ocasionaron cambios serios en el país, que han ido creciendo en tamaño y gravedad. Las protestas en Venezuela, aunque han sido brutales, iniciaron en febrero. Sin embargo, a pesar de las diferencias entre estas situaciones, hay un factor que une a estos países: la importancia crucial de la economía en las protestas. La situación en Ucrania palidece en comparación con la de Venezuela, donde productos básicos como leche y harina tienen una inflación de 56 por ciento.

Otro motivo importante son los reportes de represión a los medios de comunicación en Venezuela, donde hay canales acusados de autocensura y se han encontrado reportes de imágenes que han sido bloqueadas en Twitter. El silencio de los medios nacionales impuestos por el presidente Maduro hace que la cobertura de las noticias internacionales sea más crucial , han comentado periodistas venezolanos.

Los eventos en Venezuela son importantes, por lo que merecen una cobertura concienzuda y delicada, puede que no sea Ucrania, pero no necesita serlo para ocupar los titulares.