Las comunicaciones privadas entre Donald Trump y su equipo de transición presidencial pudieron haber sido captadas por funcionarios estadounidenses de inteligencia que monitoreaban otros objetivos y distribuidas de manera indebida entre las agencias de espionaje, dijo el presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, una extraordinaria revelación pública de información que suele ser confidencial y que causó una rápida protesta por parte de los demócratas.

En conferencias de prensa consecutivas en el Capitolio y la Casa Blanca en donde informó en privado al presidente , Devin Nunes dijo que estaba preocupado por el manejo de las comunicaciones por parte de las autoridades en los últimos días del gobierno de Barack Obama.

La representante demócrata Jackie Speier de California dijo que la revelación de Nunes podría ser un arma de distracción masiva a la luz de las acusaciones de coordinación entre los rusos y el equipo de campaña de Trump durante el periodo electoral de 2016 en contra de la demócrata Hillary Clinton.

Por su parte, Trump dijo que de alguna manera se siente reivindicado por las revelaciones republicanas.

Aprecio mucho el hecho de que encontraran lo que encontraron , declaró.

Al parecer las polémicas que generan el posible espionaje no cesan.