Madrid.- España abandonó la recesión más larga desde la Segunda Guerra Mundial gracias a un modesto crecimiento de su Producto Interno Bruto (PIB) en el primer trimestre del año, según datos del Banco de España, poniendo fin a seis trimestres consecutivos de contracción.

Según el informe trimestral difundido el viernes por el banco central español, la economía doméstica creció un 0.1% intertrimestral entre enero y marzo de este año, frente a una contracción del 0.1% en el cuarto trimestre del año pasado.

Técnicamente, un trimestre con crecimiento cero o positivo significa superar la recesión económica tras dos o más trimestres consecutivos de contracción.

Sin embargo, en términos interanuales, el PIB de España se contrajo un 1.3% en el primer trimestre, comparado con un descenso del 3.1% entre octubre y diciembre de 2009.

" En los primeros meses del 2010 prosiguió la mejoría gradual de la economía española, en un entorno caracterizado por la progresiva recuperación de la economía mundial", dijo el Banco de España en su informe.

Según este documento, todas las ramas productivas mantuvieron un tono algo menos deprimido que en trimestres anteriores, y el empleo también atenuó su ritmo de descenso.

Respecto a la inflación, el Banco de España resaltó que una eventual consolidación de precios a la baja podría suponer una mejora de la competitividad y del crecimiento.

El diferencial favorable de la inflación subyacente respecto a otros países del euro es un "comportamiento que debería consolidarse de cara al futuro, pues puede suponer una aportación decisiva para la mejora de la competitividad y la recuperación del crecimiento", dijo.