El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, dijo que era necesario regular las operaciones a corto en los mercados de valores, apoyando el movimiento en este sentido de la canciller alemana, Angela Merkel.

Sin embargo, la Comisión Nacional de Valores (CNMV) de España no tiene previsto actualmente actuar sobre las operaciones cortas al descubierto en el mercado secundario de renta fija al no detectar ninguna situación extraordinaria, dijo el miércoles una portavoz del organismo regulador.

"Hay que regular las operaciones a corto en los mercados de valores y su impacto en general en la evolución económica, me parece una buena decisión", dijo Zapatero en una rueda de prensa para cerrar la Cumbre UE-Latinoamérica que tiene lugar en Madrid.

Alemania anunció el martes, sin consultar con sus homólogos europeos, su decisión de introducir una prohibición de algunas posiciones cortas sobre bonos, acciones y transacciones con CDS.

El presidente de la Unión Europea, Herman Van Rompuy, dijo que los ministros de Finanzas de la UE discutirían el tema en su reunión del viernes, mientras que el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, señaló que pediría a las autoridades regulatorias europeas que estudiasen si la iniciativa alemana era relevante como para aplicarse en alguna otra parte.

Prevé subida de impuestos a ricos

Rodriguez Zapatero, dijo que prevé aumentar los impuestos a los más ricos en una fecha indeterminada, tras el anuncio la semana pasada de medidas de austeridad que afectan a la clase media.

"Ese esfuerzo lo he pedido a una parte importante de la población, trabajadores, pensionistas, y en mi opinión, la mayoría de los ciudadanos consideran que ese esfuerzo debe ser mayor por parte de los que tienen más", declaró Rodríguez Zapatero en una conferencia de prensa.

La subida de impuestos prevista no afectará "por supuesto a la clase media que ya soporta una buena parte de los esfuerzos fiscales del país", añadió.

La medida se hará "a partir del momento que el gobierno estime conveniente en función de toda su programación en el plan de reducción y control fiscal de nuestro país", continuó Rodríguez Zapatero.

Sin embargo, no precisó de qué manera se hará la subida de impuestos.

España registró una fuerte degradación de su déficit público a 11.2% del PIB en el 2009 y el gobierno ya adoptó un plan de 50,000 millones de euros de austeridad para reducirlo hacia el 2013.

La semana pasada, bajo presión de los mercados y de algunos países de la Eurozona, Rodríguez Zapatero anunció medidas impopulares para el 2010 y el 2011, entre las cuales una reducción de los salarios para los funcionarios, desde junio y el congelamiento de las pensiones en el 2011.

Estos anuncios provocaron la hostilidad de los sindicatos que prevén movilizarse, y que critican que el gobierno sólo atente contra la cartera de los trabajadores.

El gobierno ya había dicho que estudiaba una subida de impuestos.

RDS