El Gobierno español insistió en que no va a solicitar ayuda alguna a la Unión Europea en el marco del paquete de rescate acordado el fin de semana por los ministros europeos de la UE, los bancos centrales europeos y el FMI.

"En absoluto. El Gobierno español no está pensando en usar el paquete, lo dijo la vicepresidenta del gobierno Elena Salgado ayer", reiteró un portavoz del Ministerio de Economía español.

Además de compras de bonos soberanos por parte de los bancos centrales, el acuerdo de rescate incluye un mecanismo de estabilización de 60,000 millones de euros disponible para países de la zona euro en "circunstancias excepcionales" y en condiciones similares a la ayuda ofrecida a Grecia.