Madrid.- El parlamento español aprobó un esperado paquete de reformas laborales que busca apuntalar la economía nacional, aquejada por un índice de desempleo del 20 por ciento.

El paquete, que busca hacer más fácil y económico para las empresas el despido de trabajadores, fue aprobado en la cámara baja, por 168 votos a favor, ocho en contra y 173 abstenciones.

Esa votación mostró cuán aislado se ha quedado el presidente del gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, en un momento en que trata de hacer frente a una crisis económica que ha provocado en todo el mundo temores de que España caiga en una situación semejante a la que provocó la pesada deuda en Grecia.

Sólo el Partido Socialista Obrero Español, al que pertenece Rodríguez Zapatero, votó a favor. Las abstenciones fueron de los partidos de oposición, que consideraron inefectivo el paquete de reformas.