Mientras Mitt Romney se dirige a la Convención Nacional Republicana de la próxima semana, permanece apenas detrás del presidente Obama en los sondeos nacionales, pero ha cerrado la brecha o tomado una ligera ventaja en varios de los estados indecisos que podrían decidir la elección presidencial de noviembre.

Según la última encuesta hecha por The Associated Press y GfK, la carrera es aún esencialmente un empate a apenas poco más de 10 semanas de las elecciones y la selección de Paul Ryan como compañero de fórmula de Romney parece haber hecho poca diferencia. El sondeo, llevado a cabo entre el 16 y el 20 de agosto, mostró que los votantes registrados favorecen a Obama y al vicepresidente Biden contra el tándem Romney-Ryan 47 contra 46%; casi sin cambios desde junio cuando Obama aventajaba a Romney 47 contra 44 por ciento.

A nivel nacional una encuesta realizada durante el mismo periodo por NBC News y The Wall Street Journal muestra al combo Obama-Biden arriba del Romney-Ryan 48 contra 44 por ciento. Una mayoría de los votantes (54%) expuso que la selección de Romney del congresista conservador por Wisconsin no afecta su voto en ambos sentidos, mientras que 23% indicó que ésta los hace menos propensos a votar por el Partido Republicano y 22% aseguró que los hace más propensos.

Una nueva encuesta de USC Annenberg y Los Angeles Times, realizada entre el 13 y el 19 de agosto muestra que Obama aventaja a Romney 48 contra 45% entre todos los votantes registrados.