Caracas.- La oposición venezolana formalizó este domingo su negativa a retomar un fallido diálogo con el gobierno de Nicolás Maduro "si no hay garantías", en una carta al papa Francisco tras su oferta de mediar en la crisis del país.

Francisco dijo el sábado estar dispuesto a la mediación del Vaticano con "condiciones muy claras", aunque aseguró que "la oposición está dividida" en torno al asunto. Insistió este domingo, llamando a poner fin a la violencia y encontrar "soluciones negociadas".

"Usted (...) ha expresado en numerosas oportunidades que si no hay garantías y 'condiciones muy claras' por parte del régimen, no hay posibilidad ni de diálogo ni de resolver esta gravísima crisis", indicó la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en su carta al pontífice.

La alianza agradeció "profundamente" al papa "su constante preocupación por nuestro sufrido país", en momentos de alta tensión con protestas opositoras que dejan 28 muertos y centenares de heridos y detenidos desde el 1 de abril.

La oposición abandonó en diciembre pasado la mesa de diálogo, instalada en octubre con acompañamiento del Vaticano y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), al acusar al chavismo de incumplir acuerdos en función de la aprobación de un "cronograma electoral" y la liberación de "presos políticos".

La MUD negó divisiones internas, como sostuvo Francisco. "Los venezolanos estamos hoy más unidos que nunca en torno a la demanda de un cambio político en el país. Y los factores que conforman la Mesa de la Unidad Democrática también lo están", señaló al insistir en su exigencia de elecciones generales en 2017.

La oposición pide adelantar las elecciones presidenciales de diciembre de 2018, lo que Maduro rechaza de plano.

Más temprano, el mandatario saludó la oferta papal. "Si digo diálogo, huyen despavoridos, no quieren diálogo.

Arremetieron contra el papa Francisco. Yo respeto las expresiones del papa Francisco", expresó en su programa dominical en la televisora estatal VTV.

El sábado, luego de la propuesta de Francisco, dirigentes opositores como el excandidato presidencial Henrique Capriles habían descartado reanudar el diálogo.