Tel Aviv. El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, declaró en una entrevista con la cadena de televisión estadounidense CBS que los métodos no letales no funcionan para Gaza, donde su ejército mató a más de 60 palestinos.

“Lo intentas de todas las maneras. Pruebas todo tipo de métodos. Pruebas métodos no letales y no funcionan. Entonces te dejan con malas opciones. Es un mal negocio”, afirmó el líder israelí en la entrevista, grabada en Jerusalén.

Netanyahu explicó así la muerte a tiros de más de 60 palestinos en las protestas en Gaza contra la inauguración de la Embajada de Estados Unidos en Jerusalén, que el presidente Donald Trump ordenó trasladar desde Tel Aviv.

El líder israelí, además, culpó al movimiento palestino Hamas de los muertos, al acusarlos de buscar víctimas.

“Empujan a civiles, a mujeres a niños a la línea de fuego con el objetivo de obtener víctimas”, añadió el primer ministro israelí, que también acusó a Hamas de “pagar” a los palestinos para participar en las protestas.

En tanto, un alto responsable de Hamas afirmó que la mayoría de los palestinos muertos en las manifestaciones pertenecían al movimiento islamista.

“Cincuenta de los mártires eran de Hamas y 12 civiles”, explicó Salah Bardawil, durante un programa de la televisión palestina, sin dar más detalles.

El ministerio de Relaciones Exteriores palestino establecido en Cisjordania ocupada anunció que llamó a consulta a sus embajadores de Austria, Hungría, República Checa y Rumania, que enviaron representantes a una ceremonia israelí con motivo de la apertura de la Embajada de Estados Unidos en Jerusalén.

México no reclama derechos de palestinos

Ante la situación complicada en la Franja de Gaza, especialistas consideraron que los palestinos seguirán con las manifestaciones y que habrá represalias donde entrarán en juego otros países, como ya se ha visto con Irán.

Adolfo Laborde, académico de la Universidad Anáhuac, señaló que el desequilibrio en la zona puede ser la antesala de un enfrentamiento ya directo entre otros países, tal es el caso de Turquía que acaba de expulsar al embajador de Israel de su país.

Para Indira Sánchez, académica e investigadora en el Tec de Monterrey, no se está tomando en cuenta el abuso que se está generando contra la población palestina ni se habla sobre la situación de sus derechos.

En la cuestión diplomática, en el caso de México el país reitera que la única solución entre Palestina e Israel es la creación de dos estados libres e independientes apegándose a las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y, por supuesto, hace un llamado a suspender las acciones armadas para evitar que la situación se agrave con más pérdidas de vidas.

“La posición de México es neutral, lo que ha caracterizado a la política exterior del país; sin embargo, no se pronuncia a favor de los derechos humanos, este tema no debe perderse de vista”, opinó la investigadora del Tec.

El académico Adolfo Laborde declaró que México maneja el tema desde una perspectiva conservadora y seguirá siendo cauteloso.

“El traslado de embajadas a Jerusalén ocasiona que se reactiven los focos, México tratará de no caer en lo excesos y será prudente en su manejo diplomático”, dijo.

Pronunciamiento de Israel

En un video, el embajador de Israel en México, Jonathan Peled, manifestó que su país “lamenta la violencia ocurrida en los enfrentamientos con Hamas” en Gaza y agregó que Israel tiene el derecho y el deber de proteger a sus ciudadanos y a proteger su frontera. (Con información de Perla Pineda)