Aunque el sistema financiero colombiano presenta cifras cada vez más rentables, el margen de intermediación de las entidades bancarias sigue siendo uno de los más altos en la región, lo que repercute en un pago mayor para los consumidores.

Según las cifras publicadas por el Banco de la República en su informe de estabilidad financiera, a septiembre del 2012 el margen de intermediación en Colombia se encuentra en un nivel de 7.2 por ciento.

Para entender en qué consiste realmente este margen y cómo afecta a los consumidores, Daniel Castellanos, vicepresidente de Asobancaria, explicó que el margen es la diferencia entre las tasas a las que prestan dinero los bancos y a las que lo captan. Para calcularlo, se utiliza el promedio de la tasa implícita de los bancos y el nivel de intereses que recibe al prestar los créditos .

Al compararlo con las cifras facilitadas por Asobancaria correspondientes al 2010 y que presentan a otros países, Colombia se encuentra, con una tasa mayor que economías como Chile que tiene 3%, México (4.1%), Panamá (4.75%), Venezuela (3.5%) o Argentina (1.4%), lo que supondría que los bancos locales cobran más intereses por préstamos que en los otros países de la región.

Pero Colombia no es el más alto de América Latina. Está el caso de Brasil, que tiene un margen de 31.1% o Paraguay, de 24.8 por ciento.

Según Mauricio Pérez, decano de la Universidad Externado de Colombia, históricamente, los márgenes de intermediación en Colombia han sido altos y aunque han ido bajando en años recientes, siguen siendo superiores a los que se usan en la mayoría de los países. Una lectura de esto es que los bancos no compiten demasiado en tasas. Además, el mercado de crédito es muy segmentado y por esto para las grandes empresas los márgenes pueden ser bajos, pero para créditos de consumo son muy altos .

De hecho para créditos de consumo, las tasas están casi sobre la tasa de usura, por lo que, según Pérez, podemos considerar que seguimos teniendo problemas en eficiencia de la intermediación financiera.

Desde Asobancaria no se comparte la misma opinión y consideran que el actual margen es un buen nivel.

Castellanos dice que contrario a lo que muchos imaginan, el margen de Colombia no es tan alto. Estamos por debajo del promedio latinoamericano, que es de 7.4% Hay países que tienen el margen más bajo, incluso de 3% y otros que también son más bajos, pero se da en mercados que son muy reprimidos, como Venezuela o Argentina. La razón por la que Chile pueda mantener ese nivel tan bajo es porque han logrado un nivel de eficiencia es muy alto .

EL PRECIO PARA EL CONSUMIDOR

En esta diferencia al final quien más sale perjudicado es el consumidor, al tener que pagar más por los créditos, aunque habría un segmento especialmente afectado. Para Alfredo Barragán, especialista en banca de la Universidad de los Andes, seguramente en los que más repercute estas tasas es en los colombianos que son considerados de alto riesgo, es decir, los que actualmente se están bancarizando y por lo tanto no tienen experiencia en el sector .

El sector bancario es, según Pérez, el que más beneficio puede encontrar. La rentabilidad de los bancos colombianos es buenísima y mucha de la Inversión Extranjera Directa (IED) que nos ha llegado a ese sector es porque los márgenes de intermediación permiten rentabilidades mejores que en la mayoría de los países, y con el buen momento de la cartera, es un negocio redondo .

Un aspecto importante a destacar es que los ingresos de las entidades bancarias se obtienen principalmente por su función de intermediación, en concreto 57.74%, lo que reafirma la idea de que ese nivel del margen beneficia sus operaciones.

De acuerdo con Luis Francisco Cubillos, director del programa de administración de la Universidad del Rosario, la evidencia que los márgenes de intermediación del sector financiero colombiano, son uno de los más altos con respecto a otros países del continente, convierte a nuestro país en un mercado muy atractivo para el negocio bancario en esta parte del mundo y es un valor agregado para bancos internacionales, quienes pueden encontrar en nuestro país una oportunidad de mejorar sus utilidades, las cuales se han visto afectadas en otras partes del mundo .

Por supuesto que ese beneficio se podría considerar una de las razones de que la tasa se mantenga elevada, pero no es la única. Tal como explicó el decano de la Universidad Externado de Colombia, el sector financiero es bastante concentrado, hay grupos muy grandes que lideran el mercado y los chiquitos, manejan las mismas tasas que los otros .

Cubillos cree que el alza en tasas que repercute en el margen se debe a varios factores como el riesgo explícito e implícito presente en el negocio bancario, y que podría asociarse a los costos asociados en las operaciones, la cartera que no puede ser recuperada en los créditos colocados, los costos de los encajes bancarios, el costo de oportunidad de los recursos colocados y en el futuro castigados o provisionados .

Mientras los bancos siguen ganando por sus tasas, los consumidores tendrán que seguir pagando caro, pues hasta que no haya una mayor eficiencia no se bajará este margen.

ALTO MARGEN, NECESARIO PARA SOBREVIVIR

Según un informe de la OCDE, se insinuaba que las altas tasas en países emergentes se explican por una menor ineficiencia y por la necesidad de ese margen para la supervivencia. Esto, para Daniel Castellanos, vicepresidente de Asobancaria, es verdad. Es claro que para que un sistema financiero pueda sostener bajos márgenes de intermediación, tiene que ser muy eficiente. Si existen ineficiencias o mucha regulación, eso tiende a influir en la intermediación. En Colombia hay mucho terreno para mejorar y en los últimos años se han visto unos avances considerables. Colombia es un países financieramente muy reprimido, con solo una pequeña parte que recibe créditos, por lo que las posibilidades de desarrollo son muy grandes , afirmó.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica