Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, arremetió el día de ayer 27 de septiembre, nuevamente contra la agilidad mental de su rival demócrata en la carrera por la Casa Blanca, Joe Biden, exigiendo que el exvicepresidente se someta a una prueba antidopaje antes o después del esperado debate entre ambos que será celebrado el día de mañana.

“Pediré firmemente una prueba antidopaje para Joe el Dormilón antes o después del debate del martes en la noche”, escribió en Twitter el mandatario de 74 años.

El mandatario republicano precisó que, “naturalmente”, él también se someterá al mismo test.

Este primer duelo de 90 minutos será moderado por el periodista Chris Wallace, de la cadena conservadora Fox News, y es el primero de los tres cara a cara previstos.

Trump no cesa de fustigar a su contrincante de 77 años, afirmando que sufre algún tipo de deterioro cognitivo por la edad.

“Sus actuaciones en los debates han sido DESIGUALES a niveles récord, por decirlo suavemente. Solo las drogas podrían haber causado esta discrepancia???”, dijo sin ofrecer evidencia alguna de sus señalamientos.

Además sostiene que Biden, un político de larga trayectoria anclado en ala moderada del Partido Demócrata, es una “marioneta” de la izquierda radical.

“Un mentiroso”

“Es como Goebbels”, respondió el sábado Biden, comparando al presidente con el encargado de la propaganda nazi, Joseph Goebbels. “Uno dice una mentira una y otra vez, la repite, repite y repite para que se convierta en un hecho incontestable”.

Trump, por su parte, llega al duelo alentado tras haber nominado a Amy Coney Barrett, como magistrada conservadora para ocupar la vacante de la fallecida jueza Ruth Bader Ginsgurg en la Corte Suprema.

Con la elección de esta católica practicante de 48 años y madre de siete hijos, conocida por su oposición al aborto, el mandatario espera movilizar el voto de la derecha religiosa que lo ayudó a ganar hace cuatro años y así recuperar terreno en las encuestas, en las que está rezagado.

El día de ayer 27 de septiembre, en una entrevista en Fox News, el presidente reiteró su confianza en que el Senado, dominado por los republicanos, confirmará “fácilmente” el nombramiento de Barrett antes de las elecciones.

Biden acusó a su contrincante de querer instalar a una magistrada conservadora en la Corte Suprema para “eliminar” en plena pandemia el seguro de salud Obamacare, y exigió al Senado abstenerse de votar la ratificación de Barrett hasta que pasen las elecciones. Las audiencias para la nominación  comenzarán el 12 de octubre y serán determinantes durante la campaña.

La decisión de Trump de llenar la vacante en la Corte Suprema generó indignación entre los demócratas, que sin posibilidad de detenerla intentan utilizarla para movilizar a su electorado.