El presidente de Ecuador, Rafael Correa, expresó este sábado su respaldo a la búsqueda de una nueva estrategia de lucha contra las drogas, tratada en la reciente cumbre de las Américas de Cartagena (Colombia), de la cual estuvo ausente en protesta por la exclusión de Cuba.

Durante su informe semanal de labores, el mandatario comentó una entrevista que concedió esta semana a la cadena estadounidense CNN en la que reconoció la "valiente" posición de su homólogo de Guatemala, Otto Pérez Molina, de despenalizar las drogas.

"Debo reconocer la postura valiente de Otto Pérez porque éste era uno de los temas tabú en nuestra América", dijo Correa.

Tras asumir en enero, Pérez Molina propuso la legalización de la producción, el transporte y la distribución de drogas como la forma más eficaz de acabar con los cárteles que desangran a Centroamérica y amenazan sus economías e instituciones.

En la cumbre de las Américas, el gobernante guatemalteco planteó un diálogo entre jefes de Estado a nivel continental y mundial para buscar nuevas estrategias contra las drogas, que en su opinión deberían conducir a la despenalización del consumo y a la regulación del mercado de narcóticos.

Correa sostuvo que "por supuesto que hay que buscar una estrategia si es clamoroso el fracaso de la estrategia actual. Hay que buscar una nueva estrategia para luchar contra lo que todos queremos luchar, que es esta pandemia, esta nefasta situación de la droga y su expansión a nivel mundial".

"Es claro que la estrategia que hemos utilizado, de represión, sobre todo a la producción no al consumo, ha fracasado", añadió.

El mandatario ecuatoriano apuntó que "ya que se presentó el tema, que lo ha presentado con tanta valentía el presidente Otto Pérez, de Guatemala, pues sí, lo digo con frontalidad, hay que buscar otra estrategia en la lucha contra las drogas".