El precio de la gasolina sin plomo en Reino Unido rompió su récord al situarse a 142.94 peniques por litro (unos 1.9 dólares), mientras que el del petróleo alcanza sus máximos históricos, anunció este lunes el RAC, una organización que defiende los intereses de los automovilistas británicos.

La marca anterior, que databa de abril de 2012, se superó el domingo sobre todo por la subida del precio del petróleo, precisó el RAC en un comunicado. El diésel se halla en los 146.5 peniques, también cerca de su récord, 147.93 peniques.

Otros factores que contribuyen a estos altos precios se encuentran el cambio en septiembre a un combustible que contiene un 10% de etanol, más caro que el petróleo, así como el aumento de los márgenes de los distribuidores, según la organización.

Los impuestos equivalen al 57% del precio final de la gasolina, prosigue el RAC, que pide al Gobierno que "reduzca temporalmente el IVA" y a las distribuidoras a llevar sus márgenes a sus niveles prepandémicos para reducir la factura de los conductores.

El RAC, que precisa que ha recopilado cifras de la empresa Experian Catalis, estima que la subida de los precios de la gasolina "sumó 15 libras por pleno de un automóvil familiar" en un año.

Estos precios "afectarán a muchos hogares y, sin duda, repercutirán en la economía en su conjunto", según un portavoz de la organización, citado en la nota, preocupado por la incesante subida del precio del crudo.

Los precios del petróleo rompieron este lunes nuevos récords de varios años tras las declaraciones del ministro de Energía de Arabia Saudita durante el fin de semana, que dejaron poco espacio para un aumento inminente en la oferta de los países de productores de petróleo, mientras hay un fuerte repunte de la demanda mundial.

El barril de WTI superó la mañana de este lunes la marca de los 85 dólares (unos 73 euros) por primera vez desde octubre de 2014 y el Brent tocó su último máximo en octubre de 2018, a 86.51 dólares (74.5 euros).