Desde su fundación, hace 13 años, el periódico Valor Económico se ha convertido en el más grande de economía y finanzas en Brasil. Su casa editorial, formada por una alianza entre Globo y Folha de Sao Paulo, publica más de 30 revistas, cinco anuarios y 70 suplementos especializados.

Para iniciar el 2013, Valor Económico se integró a la Red Iberoamericana de Periódicos Económicos (RIPE), que integra a los principales diarios especializados de Argentina, Chile, Colombia, México, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela, además de Expansión de España.

Valor Económico tiene 250 periodistas de planta y corresponsales extranjeros para cubrir los movimientos más importantes del mercado brasileño y del mundo.

La directora de Valor Económico, Vera Brandimarte, conversó con La República acerca del periodismo económico y cómo ha evolucionado en los últimos años, de la mano del crecimiento de la región.

¿Qué es Valor Económico?

Es el principal periódico económico de Brasil y es resultado de una asociación de los dos principales grupos de comunicación brasileños, Globo y Folha de Sao Paulo. Esos dos grupos se unieron y fundaron un diario nacional.

¿A qué se debe ese crecimiento tan grande?

Son varias razones. La primera es que Brasil tiene una economía muy diversificada, un mercado de capitales grande y tiene la tercera bolsa del mundo, Bovespa. Es una economía con una necesidad de operaciones. En este escenario, la demanda de informaciones económicas también creció.

¿El éxito ha inspirado el fortalecimiento de la prensa económica de Brasil?

Hoy no vas a crear un periódico impreso, ya que es un gran desafío. Desconocemos por cuánto tiempo seremos un periódico impreso. No han sido creados en Brasil nuevos periódicos económicos. Es un riesgo mucho mayor que 30 años atrás, por la creación de Internet.

¿Cómo ve el estado de la economía en general de Brasil y América Latina?

América Latina está atravesando la crisis en una situación mejor que en el hemisferio Norte. Esta crisis claro que nos afecta a todos, porque nuestras oportunidades podrían ser mucho mejores de lo que están siendo hoy, ya que si Estados Unidos y Europa estuvieran creciendo en estos últimos años, todos estaríamos siendo beneficiados.

Pero de todas formas todos los países que, como nosotros, producen materias primas, podemos beneficiarnos. Porque China en cierta medida ocupó este espacio perdido para Estados Unidos y Europa.

China para todos nuestros países es un agente comercial muy importante. Es la mejor fase de América Latina en décadas, y eso es por ese aumento de interés y negocios entre los países de la región.

¿Cómo ve el papel de Brasil dentro de América del Sur?

Brasil siempre ocupó un papel de protagonista importante en América latina, de cierta forma disputó ese espacio con Estados Unidos. El país considera que estratégicamente esa alianza con los otros países es muy importante. Esta integración económica y política da garantía de crecimiento a toda la región. Si toda la región crece, es un beneficio para todos.

¿Qué los motiva a entrar a la RIPE y en qué pueden aportar?

Mi motivación es un crecimiento en la integración de negocios en toda la región, y la importancia de informaciones y de voz sobre lo que pasa en cada país. También en la capacidad de tener acceso a información.

¿Qué opina sobre cómo se está haciendo el periodismo económico?

La cobertura es cada vez más sofisticada, en línea con las sofisticaciones del instrumento financiero y con la economía nacional. Hay crecimiento en este ámbito en todos los países de América Latina. Estamos haciendo también una mejora de los periodistas de economía.

¿Lo mismo puede pasar en Brasil?

Sí, ya que al trazar información de negocios, incentivamos la aproximación de los empresarios de la región.

Y lo lo mismo puede esperarse del periodismo económico en América Latina. Hay diferencias más importantes entre los periódicos de la región, pero en relación a los periódicos económicos, la tradición es que éstos son mas independientes, no son vinculados a posiciones políticas. Lo más importante debe ser la información más correcta, la asertividad, no los intereses políticos.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica