En respuesta a lo que parecen ser súplicas de los líderes republicanos en el Congreso, el presidente Trump parece que ha tomado la decisión de dar tres pasos atrás en sus prioridades de gobierno en el intento de salvar mayorías del partido que lo apoya en las próximas elecciones intermedias de noviembre.

El presidente está relajando sus duras posiciones en los siguientes temas: guerra comercial; no cerrará la administración presupuestal de su gobierno a cambio de que el Congreso le apruebe el presupuesto para construir el muro, y pospuso la visita del presidente Putin a Estados Unidos hasta el 2018.

A poco más de 100 días de que se celebren las elecciones, los giros de Trump reflejan el grado de importancia que para el Partido Republicano tienen estos tres temas cuya polarización realizada por Trump les podría afectar.

La mañana del miércoles recibió en su oficina al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y frente a los medios, confirmó que aplazará la aplicación de aranceles a los europeos en el sector automotriz. A cambio, la Unión Europea le comprará más Soja a Estados Unidos.

“También resolveremos los problemas arancelarios del acero y del aluminio, y resolveremos las represalias”, dijo Trump.

“Aquí hay muchas razones para ser escéptico de que Trump haya cambiado repentinamente de opinión sobre el comercio”, informan Heather Long y Steven Mufson . “Los detalles del acuerdo con Europa son escasos y todavía existe el déficit comercial que Trump odia. Algo más, un día antes el presidente tuiteó que ‘los aranceles serían los mayores’”.

“También resolveremos los problemas arancelarios del acero y del aluminio, y resolveremos las represalias”, dijo Trump.

Advertencia demoscópica

La encuesta de NBC-Marist, publicada el miércoles, muestra que Trump se ha convertido en un lastre importante para los candidatos republicanos en tres estados del medio oeste que dependen en gran medida de la agricultura. La calificación de aprobación de Trump es de 36% tanto en Michigan como en Wisconsin, estados que ganó por poco en el 2016.

En Minnesota, donde estuvo a 2 puntos porcentuales de ganar las elecciones, hoy su calificación es de 38 por ciento.

El muro del olvido

Durante una reunión del miércoles, Mitch McConnell y Paul Ryan presentaron un plan a Trump para evitar el cierre de la administración por la no aprobación del financiamiento del muro. El presidente aparentemente fue receptivo.

Durante el año y medio que lleva en la Casa Blanca, y sobre todo, durante su campaña, el muro se convirtió en un tema protagónico.