El programa estadounidense según el cual los estudiantes extranjeros pueden trabajar en el país temporalmente tras graduarse de la universidad ha crecido considerablemente en los últimos 12 años debido a que las empresas tecnológicas han estado contratando a expertos en los campos científicos, según un informe publicado por Pew Research Center.

En el 2016, 172,000 ciudadanos extranjeros que fueron a la universidad en Estados Unidos consiguieron empleado mediante el programa llamado Entrenamiento Práctico Opcional, comparado con 45,000 en el 2004, revela el estudio de Pew Research.

Sin embargo, la entrada de estudiantes extranjeros a Estados Unidos ha ido disminuyendo. El Instituto para la Educación Internacional halló que la cantidad de extranjeros que vienen a Estados Unidos para cursar estudios universitarios ha disminuido en 7% desde que Donald Trump fue elegido presidente.

El instituto atribuye el fenómeno a las restricciones de entrada contra países de poblaciones musulmanas y a la competencia de otros países como Canadá, Australia y Gran Bretaña. Y la administración Trump está considerando modificar el programa de empleo temporal y, si bien no ha dado detalles sobre los detalles que tiene pensado, en sus discursos Trump siempre ha hablado de darle prioridad a los trabajadores estadounidenses.