Barcelona. El Partido de los Socialistas de Cataluña (PSC) ganó las elecciones autonómicas celebradas ayer en sufragios. Sin embargo, empata escaños con Esquerra Republicana de Catalunya (ERC): ambas fuerzas logran 33 diputados cada una y Junts queda en tercer lugar con 32 representantes con el 98% de los votos escrutado.

Los partidos independentistas tendrán más escaños: suben de 70 a 74 parlamentarios. En porcentaje de voto también ascienden ERC, Junts, CUP y el PDeCAT (que perdería su representación) pasan del 47.5% de los votos al 51 por ciento. De esta forma, superan un porcentaje simbólico en su imaginario y que nunca han alcanzado.

Está por ver si los partidos separatistas aprovecharán esta circunstancia para volver a declarar unilateralmente la independencia, si es que alcanzan un acuerdo. Es una opción que Junts y la CUP incorporan en su programa de cara a la nueva legislatura. ERC no la descarta pero no pone fechas.

Los resultados provisionales también evidencian que hay dos escenarios abiertos: o un tripartito de izquierdas o una alianza de los partidos independentistas. Aritméticamente ambas fórmulas alcanzan la mayoría absoluta. Sin embargo, ERC firmó por escrito un documento donde rechaza cualquier tipo de acuerdo en el Parlament.

La abstención, tan temida antes de las elecciones por el tema de la pandemia, superó el 46 por ciento.

A pesar de las divisiones internas surgidas tras el fracaso de la tentativa de secesión de octubre del 2017, los separatistas en el poder ampliaron su mayoría parlamentaria.

Esto diluyó la pírrica victoria de los socialistas de Pedro Sánchez, que se encomendó a la popularidad de su exministro de Sanidad y timonel de la lucha contra el virus en España, Salvador Illa, para conquistar esta rica región de 7.8 millones de habitantes.

Me presentaré a la investidura

“La victoria clarísima en votos de nuestra candidatura tiene un significado muy claro: pasar página. Cambiar para reencontrarnos, reencontrarnos para avanzar. Cataluña esta noche ha vuelto, la Catalunña de siempre, que no se marchó”, dijo Illa.

Oriol Junqueras, figura de ERC y quien cumple una pena en la cárcel por el proceso independentista en el que participó celebró los resultados. "ERC volverá a tener la presidencia de la Generalitat después de 80 años", comentó. Junqueras ha tenido diferencias con Carles Puigdemont pero casi siempre se ha plegado a las estrategias del líder de Junts.

Ahora todo puede cambiar porque ERC obtuvo un escaño más que Junts.

“Hemos frenado la operación de Estado para expulsar el independentismo de las instituciones", celebró Pere Aragonés, actualmente vicepresidente regional, y miembro de ERC.