Roma. Italia, el país europeo más afectado por la pandemia de Covid-19, registró en marzo un aumento de 49.4% en el número de decesos con respecto a la media para ese mes en el periodo 2015-2019, según el primer informe oficial sobre el impacto de la pandemia.

El informe realizado en conjunto por el Instituto Nacional de Estadísticas (Istat) y el Instituto Superior de la Salud (ISS) con una muestra de 6,866 municipios (87% de los 7,904 en total) confirma que la mayoría de las muertes por coronavirus se registraron en el norte de la península.

Según el estudio, 89% de los decesos ocurrieron en las zonas con mayor difusión, seguida de un área de difusión media, con 8% y de otra zona de baja difusión, con 3 por ciento.

Entre el 20 de febrero, cuando se detectó el primer caso de contagio en Italia, y el 31 de marzo, el aumento de muertes fue de 38.7%, con 25,354 más respecto a los cinco años anteriores. Sobre esas muertes adicionales, “la mortalidad ‘directa’, que se podría atribuir al Covid-19 (...), es de cerca de 13,700 decesos”, según el estudio.

En lo que concierne a las otras 11,600 muertes más, “podemos avanzar la hipótesis de tres causas posibles”, advierten los expertos, que precisan que están todas de un modo u otro vinculadas con la pandemia.

Parte de esas muertes se deben directamente al Covid-19, otra parte fue causada por razones “indirectas”, es decir, complicaciones causadas por Covid-19, como la “disfunción renal o cardiaca”, y la tercera parte se refiere a los pacientes que murieron, debido a “la crisis del sistema hospitalario”, inicialmente colapsado por los pacientes de Covid-19 “y el miedo de ir a un hospital en las zonas más afectadas”, según el comunicado de prensa.

Zonas más afectadas

Entre las áreas más afectadas figura Bérgamo, con más de 568% muertes en marzo del 2020 en comparación con el promedio de decesos en los cinco años anteriores.

También Cremona, con 391%, Lodi con 371% y Brescia, con 291%, tres ciudades mártires por la alta propagación del virus.