Washington. La Corte Suprema suspendió el plan de la administración del presidente Donald Trump para agregar una pregunta sobre la nacionalidad al formulario del censo del 2020 que se aplica a cada hogar, diciendo que había proporcionado una razón “falsa” para solicitar la información.

El presidente del Tribunal, John Roberts Jr, escribió la opinión que dividió a los integrantes de la Corte. En una idea que acordó con los liberales de la Corte, dijo que el Departamento de Comercio debe de fundamentar la petición de una forma mucho más clara.

Un grupo de jueces de tribunales inferiores descubrieron que el secretario de Comercio, Wilbur Ross, violó las leyes y regulaciones federales al intentar incluir la pregunta en el censo.

Refutaron rotundamente su afirmación de que la información fue solicitada por primera vez por el Departamento de Justicia para hacer cumplir la Ley de Derechos de Votación, que protege a las minorías. Trump ha hecho de la migración uno de los ejes de su gobierno.

“¿Se pueden imaginar un censo en el que no tengan derecho a decir si alguien es estadounidense o no?”, manifestó Trump en junio. “Sería totalmente ridículo”.

El agregado de una pregunta sobre la nacionalidad habría llevado a entre 1.6 y 6.5 millones de inmigrantes, la mayoría latinos, a abstenerse o mentir, según expertos.