San Salvador. El vicepresidente de El Salvador, Félix Ulloa, afirmó que su gobierno observa a China como un socio con el que mantendrá una relación basada en el respeto mutuo y la soberanía de cada Estado.

“Queremos que China sea nuestro socio. Éste es un buen momento para iniciar y no vamos a tener objeción de carácter político o ideológico”, aseguró Ulloa en un comunicado, luego de reunirse con la embajadora de China en San Salvador, Ou Jianhong.

Ulloa reiteró ante Jianhong palabras del presidente Nayib Bukele, en las que considera que El Salvador se verá beneficiado por una relación respetuosa con China.

Según el vicepresidente, muchos sectores de la sociedad salvadoreña ven con buenos ojos la continuidad de las relaciones diplomáticas con China.

Bukele, de 37 años, tomó posesión de su cargo el pasado 1 de junio, y antes de esa fecha sostuvo un encuentro privado con el vicecanciller chino, Qin Gang, quien participó en la toma de posesión del nuevo gobernante salvadoreño.

La embajadora de China consideró que ese encuentro entre Bukele y Gang dio “muestras claras y positivas de una buena relación”.

Antes de convertirse en presidente, Bukele había señalado que haría un análisis sobre cómo el gobierno del expresidente Salvador Sánchez Cerén (2014-2019) había tomado la decisión de romper relaciones diplomáticas con Taiwán y abrirlas con China. De momento, el presidente no se ha referido públicamente a la continuidad de las relaciones con China.

Ulloa y la embajadora de China señalaron que la cooperación entre ambas naciones estará enfocada en las áreas de economía, agricultura, tecnología y capacitación técnica.

El 20 de agosto de 2018, El Salvador rompió relaciones diplomáticas con Taiwán y las estableció con China. Costa Rica, Panamá y El Salvador son los únicos países centroamericanos que mantienen relaciones con Pekín.