Lima. El centrista Francisco Sagasti, cuyo físico evoca al Quijote, asumió el día de ayer 17 de noviembre, como nuevo presidente interino de Perú, el tercero en en ocho días de crisis política.

“Juro por la patria y todos los peruanos que ejerceré el cargo de presidente”, declaró en una sesión plenaria del Congreso el ingeniero de 76 años justo un día después de que el parlamento aprobara una nueva Mesa Directiva, luego de la renuncia el domingo del mandatario Manuel Merino.

El dirigente del Partido Morado deberá gobernar hasta el 28 de julio del 2021.

En su discurso pidió “perdón a nombre del Estado” a las familias de los dos manifestantes muertos el sábado, aparentemente a manos de la policía, en las protestas contra su efímero antecesor en la presidencia, Manuel Merino.

“No podemos devolverles la vida a estos jóvenes”, dijo el nuevo presidente sobre Inti Sotelo, de 24 años, y Jack Pintado, de 22, cuyos padres estaban presentes en la sesión del Congreso.

Sagasti también aseguró que su gobierno no será partidista, sino “plural”.

El sucesor de Sagasti será elegido por los peruanos en los comicios generales del 11 de abril del 2021.