Moscú. El Kremlin reveló que el presidente Trump propuso reunirse con Vladimir Putin en la Casa Blanca, lo hizo a través de una llamada telefónica el 20 de marzo.

La revelación ocurre en momentos en donde las diferencias entre Occidente y Rusia crecen debido al caso del envenenamiento del exespía ruso Sergei Skripal y su hija en el Reino Unido.

La noticia complementa lo que se había informado sobre el diálogo telefónico: que Trump llamó para felicitar la victoria electoral de Putin; que el estadounidense sí dejó entrever una posible reunión entre ambos para abordar varios temas, como Ucrania, Siria, Corea del Norte y el de las armas; y que no tocaron el tema del exespía envenenado.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, comentó que están evaluando el lugar donde tendrá efecto la reunión, incluyendo la Casa Blanca.

Un funcionario del Kremlin, Yury Ushakov, fue el encargado de dar a conocer la noticia a un grupo de reporteros. También les comentó que no ha habido preparativo alguno.

“Espero que los estadounidenses no cambien de opinión sobre su propia propuesta de celebrar una cumbre”, dijo Ushakov, según la agencia estatal de noticias RIA Novosti. “Cuando nuestros presidentes hablaron por teléfono, fue Trump quien propuso celebrar la primera reunión en Washington, en la Casa Blanca”.

Las palabras del ruso suman detalles de la conversación del 20 de marzo. Consejeros del presidente le recomendaron no felicitar a Putin, mientras que analistas internacionales consideraron su victoria electoral como una farsa.

El senador republicano John McCain dijo que la llamada de Trump a Putin representaba un “insulto a los ciudadanos rusos ya se les denegó el derecho al voto en unas elecciones libres y justas”.