Jerusalén.- La Armada de Israel abrió fuego contra un grupo de cinco militantes palestinos vestidos con trajes de buceo frente a las costas de Gaza, dejando un saldo de cuatro muertos y un desaparecido, informaron fuentes militares israelíes.

Lanchas y helicópteros israelíes atacaron alrededor de las 04:00 horas locales (01:00 GMT) un barco que transportaba cinco palestinos frente a las costas del campamento de refugiados de Nuseirat, en el centro de la Franja de Gaza, reportó la agencia palestina de noticias Maan.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) afirmaron que se trataba de 'un grupo de terroristas que llevaban trajes de submarinismo y que pretendían perpetrar un atentado contra objetivos israelíes', informó por su parte el diario local Haaretz.

Sin embargo, las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa, el brazo armado del partido nacionalista Al Fatah, confirmó que los fallecidos eran milicianos suyos y que fueron atacados cuando realizaban ejercicios de entrenamiento habitual.

Moawiya Hassanain, un funcionario de salud palestino, precisó que los cuatro palestinos fallecidos residían en el campamento de refugiados de Nuseirat y que dos de los muertos presentaban múltiples disparos en la cabeza.

Los cuatro cadáveres fueron trasladados al hospital de Al Aqsa, en la localidad de Deir Al Balah, mientras que un quinto miliciano continúa desaparecido, por lo que equipos de rescate palestinos continúan su búsqueda, informaron fuentes de los servicios médicos y testigos.

Este ataque ocurre a una semana del asalto israelí contra buques que formaban la llamada Flotilla de la Libertad, que se dirigía a la Franja de Gaza con más de 700 activistas internacionales y unas 10,000 toneladas de ayuda humanitaria, con un saldo de nueve muertos.

La Flotilla de la Libertad intentó romper el cerco naval impuesto por Israel a Gaza luego que el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) expulsó a su rival Al-Fatah, liderado por el presidente palestino, Mahmoud Abbas, y tomó el control de la Franja en junio de 2007.

El asalto israelí contra el convoy humanitario desató inmediatamente una ola de críticas en la comunidad internacional contra Israel y dio lugar a incontables llamados para investigar el trágico suceso.

El secretario general de las Naciones Unidas, Ban ki-moon, propuso el fin de semana la creación de una comisión internacional que investigue el ataque israelí contra el convoy humanitario, sin embargo el primer ministro de Israel, Benjamín NNetanyahu, rechazó la propuesta.