Kiev.- Ucrania no intervendrá militarmente para impedir la adhesión de Crimea a Rusia, pues ha escogido proteger la frontera este, declaró el martes en entrevista exclusiva con la AFP el presidente interino Olexandre Turchinov.

Asimismo, aseguró que Moscú rechaza cualquier solución por la vía diplomática, y que el referéndum del próximo domingo para la adhesión de Crimea a Rusia es una "farsa" orquestada desde el Kremlin.

"No podemos involucrarnos en una operación militar en Crimea, pues así dejaríamos sin efectivos la frontera este y Ucrania no sería protegida, y los militares rusos esperan que eso ocurra", dijo Turchinov.

El presidente provisional ucraniano se manifestó en tanto comandante en jefe de sus fuerzas armadas, tras un Consejo de seguridad y defensa vinculado al llamado a referéndum en Crimea.

Este lamentó que los rusos rechacen cualquier contacto para encontrar una solución diplomática a la crisis en la península separatista, ocupada por sus fuerzas armadas.

"Desgraciadamente por ahora Rusia renuncia a una solución diplomática del conflicto (...) Los rusos renuncian a cualquier contacto a nivel de ministerios de Relaciones exteriores y de los dirigentes" aunque la comunidad internacional " pide a Rusia lanzar negociaciones de paz", añadió a la AFP.

En cuanto al referéndum para la adhesión a Rusia que organizan el domingo las autoridades separatistas de Crimea, en concreto, considera que es una "farsa" decidida en las "oficinas del Kremlin".

"Eso que ellos llaman referéndum no se desarrollará en Crimea sino en las oficinas del Kremlin", declaró Turchinov, denunciando una "farsa" y un escrutinio decidido con antelación en que los "militares rusos" van a llenar "los procesos verbales con cifras falsas".

nlb