Bogotá.- Un hombre murió y tres mujeres fueron heridas el sábado por el lanzamiento de un explosivo artesanal contra una vivienda del suroeste de Colombia que el ejército atribuyó a la guerrilla de las FARC, a la que acusa de no respetar la tregua que anunció.

"Las FARC lanzaron dos tatucos (granadas artesanales) en el área rural del municipio de Caloto. Uno no estalló pero el segundo cayó sobre una casa", explicó vía telefónica a la AFP el general Jorge Humberto Jerez, comandante de la Fuerza de Tarea Apolo, que opera en el norte del departamento de Cauca (suroeste).

El explosivo lanzado contra esa vivienda de Caloto (Cauca) "ocasionó la muerte de un hombre de 32 años y heridas leves a dos señoras y una niña", detalló Jerez.

Las FARC, inmersas en unos diálogos de paz con el gobierno de Colombia en La Habana (Cuba), anunciaron el 19 de noviembre una tregua unilateral de dos meses.

Los portavoces rebeldes en La Habana aseguran que el cese al fuego unilateral se ha mantenido con excepción de algunos "pequeños incidentes sin ninguna importancia", pero el Ejército colombiano denuncia que ya lo han incumplido en varias ocasiones.

"Las FARC persisten en atacar a la población civil", afirmó Jérez, que también les acusa de la muerte esta semana de un suboficial del ejército.

El general sostuvo que no se registró ningún combate entre militares y guerrilleros anterior al lanzamiento del explosivo contra la vivienda de Caloto, una localidad ubicada en una zona de influencia histórica de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia).

De su lado, el gobierno de Juan Manuel Santos ha subrayado que mantendrá las ofensivas militares contra la guerrilla hasta que se alcance un acuerdo de paz.

El pasado fin de semana, el ejército bombardeó tres campamentos insurgentes en el municipio de Ricaurte (Nariño, suroeste), donde murieron al menos seis rebeldes.

En La Habana el gobierno y la guerrilla reanudaron el pasado miércoles sus conversaciones de paz, tras un receso de cinco días, en busca de una solución al conflicto colombiano, el más antiguo en América Latina y que ha causado unos 600.000 muertos, 15.000 desaparecidos y cuatro millones de desplazados, según cifras oficiales.

ERP