Washington. El ejército de Estados Unidos estaría muy cerca de ser víctima de una acción “deliberada y con muchos recursos”, que frenaría las ventajas tecnológicas de las fuerzas armadas.

Lo advierte un informe escrito de manera conjunta por quien fuera el número dos del Pentágono.

Se trata de Robert Work, ex secretario de Defensa, y de su asistente Greg Grant. Aseguran que China intenta implementar una estrategia de cinco fases con la que superaría la tecnología del ejército estadounidense.

“El Ejército Popular de Liberación de China ha estado acosando pacientemente al ejército estadounidense durante dos décadas”, revela el informe. “Ha estudiado el modo de guerra estadounidense preferido y ha creado una estrategia para explotar sus debilidades y premiar sus fortalezas”.

China “parece estar cada vez más cerca de lograr la paridad tecnológica respecto a los sistemas operativos de Estados Unidos”, agrega el informe.

Publicado por el Centre for a New American Security (CNAS), el estudio sugiere que el creciente ejército de China podría tener superioridad frente al ejército estadounidense.

El general Paul Selva, vicepresidente del Estado Mayor, advirtió que los militares chinos podrían alcanzar la paridad tecnológica con Estados Unidos a principios del 2020, y superar al Pentágono en el 2030, en caso de que los militares estadounidenses no respondan al reto chino.

Según el estudio, los chinos han empleado espionaje industrial y técnico; capacidades para explotar vulnerabilidades en la red de ataques de EU; y capacidades con las que podían sorprender. Es decir, China ha emprendido grandes esfuerzos para convertirse en líder mundial en inteligencia artificial.

Una victoria de China provocaría la deshabilitación de las redes y comunicaciones del ejército estadounidense.

La amenaza es real.