El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo este miércoles que las ejecuciones en Arabia Saudita son un "asunto interno", después de que Riad condenara a muerte y procediera a aplicar la pena a 47 personas, incluyendo un connotado clérigo chiita, desatando un conflicto diplomático con Irán.

NOTICIA: División sunita-chiita, con más de 1,000 años de historia

"Las ejecuciones en Arabia Saudita son un asunto interno. Si las aprobamos o no, eso es un tema aparte", dijo Erdogan, que el mes pasado visitó Riad, en un signo de acercamiento con el reino.

erp