Quito.-Ecuador firmó el lunes un nuevo crédito por 2,000 millones de dólares con China, convirtiendo al país asiático en el principal prestamista de Quito luego de que el país quedó fuera de los mercados por declarar una moratoria en su deuda.

Con el nuevo empréstito, Pekín ha prestado al socio más pequeño de la OPEP unos 6.700 millones de dólares desde el 2009, entre operaciones de compra de crudo con pago anticipado, financiamiento de una mega central hidroeléctrica y proyectos de inversión pública.

Ecuador declaró una moratoria sobre unos 3.200 millones de dólares de su deuda comercial en el 2008, para luego recomprarla a precios de mercado.

"Se firmó con el Banco de Desarrollo de China", dijo el Ministerio de Finanzas en un comunicado, sin emitir los detalles financieros de la operación.

Las autoridades dijeron semanas atrás que el empréstito tendrá una tasa de interés del 6,9 por ciento, con ocho años de plazo y entre dos y tres años de gracia.

Los recursos serán utilizados para financiar el plan de inversiones públicas previsto por el Gobierno, como infraestructura vial, salud y educación.

Analistas han cuestionado las operaciones de crédito con China por la facilidad con la que entrega ese país los recursos a Ecuador, que por décadas ha sido cuestionado como sujeto de crédito en los mercados internacionales.

BVC