Roma. El papa Francisco pidió una Europa unida durante una entrevista publicada por el diario italiano La Stampa, en la que sostuvo que la retórica política de la actualidad se ha hecho eco de la de la Alemania nazi.

“Estoy preocupado porque escuchamos discursos que se parecen a los de Hitler en 1934”, dijo. “Nosotros primero. Nosotros, Nosotros (...) Estos son pensamientos aterradores”.

No es la primera vez que el pontífice hace comentarios de esta naturaleza, pero lo dicho a La Stampa se produce cuando el gobierno populista de Italia está al borde del colapso.

El jueves, el viceprimer ministro Matteo Salvini, el político más poderoso de Italia, por su enorme popularidad, pidió la disolución del Parlamento, y al presidente Sergio Mattarella le exige que convoque elecciones anticipadas, pues se anticipa que él las ganará y llevará a Italia a la extrema derecha. Al momento, el presidente Mattarella no ha respondido su petición.

En su visita a Washington el pasado junio, Salvini dijo que “Italia quiere ser el socio más sólido, efectivo, coherente y creíble para Estados Unidos”.

Como viceministro encargado del Interior, Salvini ha impuesto una dura política , que se traduce en cerrar sus costas a las embarcaciones de migrantes provenientes de África.