Ciudad de México. El gobierno de México demandó a su homólogo de Estados Unidos que ponga el mismo grado de prioridad a detener el tráfico de armas en la frontera, como demanda a México el control migratorio, afirmó el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

Durante la conferencia matutina de Palacio Nacional, el canciller sostuvo que el objetivo de México es congelar el tráfico, y para ello se necesita la participación de autoridades de Estados Unidos. Argumentó que 70% de los delitos con armas de fuego que se cometen en México están relacionados con armas adquiridas en EU.

Ebrard Casaubón dijo que este planteamiento lo hizo el lunes, durante la reunión que sostuvo en la Casa Blanca con el vicepresidente de Estados Unidos, Michael Pence.

“México puso sobre la mesa en esta reunión que el control de tráfico de armas en la frontera para nosotros tiene el mismo rango de prioridad que para ellos tiene el tema de la migración. Presentamos este mapa, que es el número de delitos cometidos con armas de fuego por entidad federativa en México entre enero y junio del 2019. Se manifestó que el objetivo de México sería congelar el tráfico de armas en la frontera, no nada más reducirlo, sino congelarlo”, destacó.

Indicó que el pasado lunes ya se instaló un grupo binacional sobre tráfico de armas, integrado por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, la Secretaría de Gobernación, Relaciones Exteriores, Defensa Nacional, la Marina, Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y la Fiscalía General de la República.

“Acordamos que va a haber una revisión mensual de los avances en este respecto. Es decir, México va a estar publicando mensualmente cuántas armas con procedencia de Estados Unidos están vinculadas con delitos en México, para que tengamos una referencia de cómo esto se va reduciendo y podamos alcanzar la meta de congelar el tráfico de armas”, mencionó.

Reunión no agendada entre trump y AMLO

Sobre un eventual encuentro entre los presidentes Trump y López Obrador, el canciller dijo que en corto plazo no se tiene agendado.

Lo anterior disipa la posibilidad de que ambos se pudieran ver durante la Asamblea de Naciones Unidas en este mes. El propio presidente mexicano declaró la semana pasada que no irá al evento más importante de la ONU.

Una periodista le comentó al secretario de Relaciones Exteriores  que ha habido una ola de secuestros de migrantes centroamericanos en territorio mexicano. Marcelo Ebrard dijo desconocer ese tipo de actos.

 [email protected]