La incertidumbre domina a dreamers y el tiempo se acaba para que el presidente Donald Trump decida antes del 5 de septiembre si continúa en marcha el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

El programa DACA fue anunciado por el gobierno de Estados Unidos el 15 de junio del 2012 y entró en vigor el 15 de agosto de ese año, la iniciativa protege a alrededor de 800,000 jóvenes indocumentados temporalmente de la deportación, además de autorizarles un permiso de empleo por dos años con derecho a renovación si se cumple con ciertos requisitos.

De acuerdo con un estudio realizado por el Centro para el Progreso Americano, United We Dream y el Centro Nacional de Derecho de Inmigración, DACA no sólo ha mejorado la vida de los jóvenes indocumentados sino que ha contribuido positivamente a la economía de Estados Unidos.

NOTICIA: La vecindad hostil de EU

En la encuesta nacional realizada del 1 de agosto al 20 de agosto de este año, de los 3,063 receptores de DACA encuestados en 46 estados del país, 97% actualmente está empleado o matriculado en una escuela; 69% aseguró haber conseguido un mejor trabajo y salario tras ser beneficiado con el programa, mientras que el 5% inició su propio negocio.

El salario promedio por hora de los encuestados beneficiarios de DACA aumentó 69%, pasando de 10.29 dólares a 17.46 por hora. Entre los encuestados mayores de 25 años el salario promedio por hora incrementó 84 por ciento. Los salarios altos son una fuente importante para los ingresos fiscales y el crecimiento económico a nivel, local, estatal y federal.

El estudio demuestra que el poder adquisitivo de los receptores de DACA va en aumento ya que 65% de los participantes en la encuesta adquirió por primera vez un coche y 16% compró su primera vivienda.

Las grandes compras son importantes en términos de ingresos del Estado, ya que la mayoría de los estados recaudan un porcentaje del precio de compra en el impuesto sobre las ventas, junto con cargos adicionales de registro y título. Los ingresos adicionales para los estados se suman a los beneficios de seguridad de tener más conductores licenciados y asegurados en las carreteras.

Al menos 72% de las 25 compañías más importantes de Fortune 500, entre las que destacan Walmart, Apple, General Motors, Amazon, JPMorgan Chase, Home Depot, Wells Fargo, entre otras, emplean a beneficiarios del programa. En total, estas empresas representan 2.8 billones de dólares en ingresos anuales.

INCLUSIÓN, SUMA

De acuerdo con las investigaciones, los beneficiarios de DACA aportarán 460,300 millones de dólares al Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos durante la próxima década, lo cual se perdería si la Casa Blanca elimina el programa impulsado desde la administración de Barack Obama.

[email protected]

ral