Estados Unidos anunció este miércoles sanciones financieras a varias empresas y personas en Siria, entre ellos un intermediario del gobierno del presidente Bashar Al Asad, por comprar petróleo proveniente de la organización Estado Islámico.

"En respuesta a la violencia continua ejercida por el régimen de Bashar Al Asad en contra de sus ciudadanos" el Departamento del Tesoro sanciona a cuatro personas y seis empresas que "aportan su respaldo al gobierno de Siria, entre ellos un intermediario para la compra del petróleo por el régimen sirio a Estado Islámico", se señala en un comunicado.

NOTICIA: Conflicto sirio, principal fricción de Ankara con Moscú

frm