Washington.- Estados Unidos pidió a sus ciudadanos no viajar a varios estados en México afectados por la violencia del crimen organizado, y mostró particular preocupación por el alto número de secuestros, al actualizar este miércoles su advertencia de viajes para ese país.

El gobierno mexicano está enfrascado "en una lucha extensiva" contra los cárteles de la droga, mientras esas organizaciones luchan entre sí por controlar rutas de tráfico, por lo que la violencia puede "generarse en cualquier parte" de México, indicó el departamento de Estado.

Washington llamó particularmente a evitar "viajes no esenciales" a los estados de Chihuahua, Coahuila, Durango y Tamaulipas.

Los estadounidenses deben eludir zonas, o prestar particular atención, en otros 13 Estados: Michoacán, Nogales, Sinaloa, San Luis Potosí, Nuevo León, Baja California Norte, Zacatecas, Aguascalientes, Colima, Guerrero, Jalisco, Nayarit y Veracruz.

"El creciente número de secuestros y desapariciones en México es de especial preocupación. (...) La policía ha estado implicada en algunos de estos incidentes", aseveró el departamento de Estado.

El número de estadounidenses asesinados en México pasó de 35 en 2007 a 120 en 2011, según el texto.

El gobierno estadounidense mantuvo la prohibición vigente desde julio de 2010 de que los empleados o diplomáticos viajen por tierra entre Estados Unidos y cualquier punto de México o América Central.

Ciudad Juárez, considerada la localidad más violenta de México, debe ser evitada, señaló el departamento, que recordó que en 2010 tres personas ligadas al consulado de Washington fueron asesinadas.

México vive una incesante ola de violencia derivada de las actividades y la lucha contra el narcotráfico, que ha dejado 50,000 muertos en los últimos cinco años.

klm