Washington. Según informes de fuentes familiarizadas con el tema, Estados Unidos está negociando la venta de al menos cuatro de sus grandes aviones no tripulados (drones) sofisticados a Taiwán por primera vez, en un acuerdo que probablemente aumente las tensiones con China ya que considera a la isla como parte de su territorio.

Los drones de vigilancia SeaGuardian tienen un alcance de 6,000 millas náuticas (11,100 km), mucho mayor que el alcance de 160 millas de la flota actual de drones de Taiwán.

La venta fue autorizada por el Departamento de Estado, pero aún no ha recibido la aprobación del Congreso el cual puede recibir una notificación formal a principios de septiembre, sin embargo, el Congreso podría optar por bloquear un acuerdo final.

Un acuerdo con Taiwán sería la primera venta de drones después de que la administración del presidente Donald Trump avanzara con su plan de vender más drones a más países al reinterpretar un acuerdo internacional de control de armas llamado Régimen de Control de Tecnología de Misiles (MTCR).

Taiwán presentó su solicitud para comprar drones armados a principios de este año.

La isla está reforzando sus defensas frente a lo que considera movimientos cada vez más amenazadores de Beijing, como la fuerza aérea china regular y los ejercicios navales cerca de Taiwán.

Si bien el ejército de Taiwán está bien entrenado y bien equipado con hardware fabricado principalmente en Estados Unidos, China tiene una enorme superioridad numérica y está agregando equipos avanzados propios.