WASHINGTON.- Estados Unidos está "profundamente preocupado" por las "crecientes tensiones y violencia" en Venezuela, que ha experimentado doce días de protestas opositoras y donde el miércoles pasado disturbios dejaron tres muertos y decenas de heridos, dijo este sábado el secretario de Estado, John Kerry.

El gobierno venezolano de Nicolás Maduro debe alentar un diálogo político y "dejar en libertad a los manifestantes detenidos", indicó Kerry en una declaración, en la cual llamó a todas las partes a mantener la calma y evitar la violencia.