Washington. Estados Unidos anunció el día de ayer 20 de septiembre, que levantará en noviembre, para las personas vacunadas y que se sometan a pruebas. Las restricciones de ingreso al país perjudican especialmente a los viajeros provenientes de Europa.

Jeffrey Zients, coordinador de respuesta al coronavirus del gobierno del presidente Joe Biden, dijo a la prensa que la medida entrará en vigor a "principios de noviembre".

La flexibilización de las restricciones de viaje impuestas en marzo de 2020 por Donald Trump, cuando estalló la pandemia de coronavirus, marca un cambio significativo por parte del gobierno de Joe Biden y responde a una importante demanda de los aliados europeos en un momento de tensas relaciones diplomáticas.

Agregó que se mantendrán las restricciones al movimiento de vehículos desde Canadá y México. "No tenemos actualizaciones sobre las políticas de fronteras terrestres".

Zients dijo que los viajeros deberán demostrar estar completamente vacunados antes de abordar los aviones con destino a Estados Unidos, y también proporcionar una prueba de Covid-19 negativa tomada un máximo de 72 horas antes.

No está claro en lo inmediato si la nueva medida se aplica solo a las vacunas aprobadas por Estados Unidos, o si también incluye a las fabricadas por China o Rusia.