Estados Unidos urdió un plan para matar a Bin Laden en 2007 en la región afgana de Tora Bora, afirmó el viernes la ex secretaria de estado norteamericana Condoleezza Rice, al confirmar informaciones publicadas en el New York Times.

La administración de George W. Bush consideró la posibilidad de bombardear un reunión de líderes de Al Qaida que se celebró durante el verano de 2007, en lo que según el periódico fue la última oportunidad de matar a Bin Laden antes de las elecciones de 2008, que dieron el poder al actual presidente Barack Obama.

Rice confirmó estas informaciones en una entrevista con la cadena televisiva ABC que será retransmitida el domingo.

"Había supuestamente esa reunión que se iba a celebrar, tal vez a un nivel suficientemente alto para ir, pero al final no se materializó", dijo Rice.

Washington creía que el líder Al Qaida -abatido el domingo por fuerzas estadounidenses cerca de Islamabad- iba de dejar su escondrijo en algún lugar de Pakistán para asistir a la reunión, según el periódico, que cita fuentes militares y ex responsables del gobierno bajo anonimato.

La reunión se iba a celebrar en la región montañosa de Tora Bora, en la frontera paquistaní, que fue bombardeada a finales de 2001 por Estados Unidos.

Se creía que Bin Laden estaba escondido en una red de cuevas en Tora Bora tras los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos.

DOCH