El gobierno de Estados Unidos reaccionó hoy con decepción al procesamiento judicial de un periodista estadunidense en Irán bajo cargos sin especificar y reiteró su petición para su inmediata liberación.

Estados Unidos está profundamente decepcionado y preocupado por reportes de que el poder judicial de Irán ha acusado al periodista del Washington Post, Jason Rezaian, con cargos sin especificar, y el juez ha negado su liberación bajo fianza , dijo el secretario de Estado, John Kerry.

Kerry señaló que hay preocupación en el gobierno ante reportes de que las autoridades judiciales han negado a Rezaian el derecho a tener un abogado, lo cual es una clara violación de las propias leyes de Irán y de las normas internacionales .

Yo personalmente estoy consternado y perturbado por estos reportes y he llevado de manera repetida el caso de Jason y otros estadunidenses detenidos o desaparecidos directamente ante las autoridades iraníes , dijo Kerry en un comunicado.

Rezaian fue detenido por las autoridades iraníes el pasado 22 de julio, y aunque su familia contrató un abogado para defenderlo, el periódico dio a conocer este día por separado que este no ha sido autorizado para visitarlo en prisión.

Kerry dijo que al igual que la familia, el gobierno está preocupado por el estado emocional del reportero, quien dijo se encuentra bajo estrés físico y sicológico y no está recibiendo la atención médica apropiada .

De acuerdo con el gobierno estadunidense, las autoridades iraníes han continuado rehusando las solicitudes para que Rezaian tenga acceso a protección consular, en este caso a través del gobierno de Suiza debido a la ausencia de relaciones diplomáticas entre ambos países.

Jason no es una amenaza para el gobierno de Irán o la seguridad nacional de Irán, y pedimos al gobierno que deseche los cargos y lo libere de manera inmediata de manera que pueda reunirse con su familia , indicó Kerry.

Estados Unidos pidió de igual manera la liberación de los también estadunidenses Amir Hekmati y Saeed Abedini y solicitó la cooperación de las autoridades iraníes para localizar a otro ciudadano, Robert Levinson, reportado como desaparecido en Irán desde 2007.

hbr