Estados Unidos podría perder hasta 150,000 puestos de trabajo si sus socios comerciales reaccionan con una "respuesta proporcional" a los aranceles propuestos por el presidente Donald Trump al acero y aluminio importados, dijo el miércoles el economista jefe de Moody's Analytics, Mark Zandi.

Si los socios comerciales se abstuvieran de responder, las posibles pérdidas de empleos estadounidenses -principalmente en manufacturas- serían menores, en el rango de 50,000 a 60,000.

Esos despidos serían compensados por una proyección de 10,000 a 15,000 contrataciones en los productores nacionales de acero y aluminio, dijo Zandi.

El economista hizo las declaraciones en una conferencia telefónica con periodistas tras la publicación del informe nacional de empleo de ADP de febrero, que mostró un aumento de 235,000 puestos de trabajo de contratación privada en Estados Unidos.

El reporte de ADP es desarrollado conjuntamente por el Instituto de Investigación ADP y Moody's Analytics. 

erp