Washington. El gobierno de Donald Trump dio a conocer las nuevas normas a las visas de turistas a mujeres embarazadas para impedir que entren a Estados Unidos con el fin de dar a luz y que sus hijos tengan derecho a la nacionalidad estadounidense.

Desde este viernes, las mujeres embarazadas que pretendan ingresar al país con visas de no inmigrante, con el fin de realizar un viaje de negocios o turístico, podrían ser rechazadas de acuerdo con la nueva norma publicada.

“A partir del 24 de enero del 2020, el Departamento de Estado ya no emitirá visas de visita temporales a los extranjeros que quieran ingresar a Estados Unidos para hacer turismo de maternidad”, con el fin de aprovechar la ley de suelo estadounidense, anunció el jueves la Casa Blanca a través de un comunicado.

Con la reciente disposición será más difícil para una mujer embarazada obtener una visa de turista. Un proyecto de norma impone una dificultad adicional para obtener la visa: convencer al funcionario consular de que se tiene otra razón legítima para viajar a Estados Unidos.

Las nuevas reglas están dirigidas a las mujeres que “viajan a Estados Unidos para que, al dar a luz en suelo estadounidense, su hijo obtenga de forma automática y permanente la nacionalidad estadounidense”, refirió.

“Este cambio reglamentario es necesario para reforzar la seguridad”, y la “integridad de la ciudadanía estadounidense”, agregó en la misiva.

Blindaje

La Constitución de Estados Unidos garantiza la ciudadanía automática a cualquier persona nacida en territorio estadounidense.

No obstante, Trump ha hecho de la restricción de la inmigración una prioridad de su administración, y ha amenazado en el pasado con abolir la ciudadanía por derecho de nacimiento.