Washington lanzó este jueves una bomba GBU-43, también conocida como la "madre de todas las bombas", contra una serie de cuevas en el este de Afganistán usadas por militantes de Estado Islámico, informó el Ejército estadounidense.

NOTICIA: Putin: relación Rusia-EU se ha deteriorado con Trump

Fue la primera vez que este tipo de bomba se usa en combate y fue lanzada desde un avión militar MC-130, según informó el portavoz del Pentágono, Adam Stump.

El vocero presidencial Sean Spicer confirmó la operación y dijo que la bomba fue lanzada la noche del miércoles en una zona de la provincia de Kandahar, en el este de Afganistán, para atacar un sistema de túneles utilizados por combatientes de Estado Islámico.

Este artefacto tiene formalmente la denominación GBU-43/B, aunque se la llama "Madre de todas las Bombas", pesa poco más de nueve toneladas y fue desarrollada por el Laboratorio de Investigaciones de la Fuerza Aérea estadounidense.

INFOGRAFÍA: La lucha arbitraria de Trump contra el Islam

El general John Nicholson, jefe de las fuerzas estadounidenses en Afganistán, dijo que la gigantesca bomba es "la munición adecuada para reducir los obstáculos y mantener el impulso de nuestra ofensiva" contra las fuerzas del Estado Islámico y Khorasan.

Poco más tarde Spicer, dijo que "era necesario quitarles el espacio operacional, y lo hemos hecho". "Estados Unidos tomó todas las precauciones necesarias para evitar víctimas civiles y daño colateral como resultado de esta operación", declaró Spicer.

NOTICIA: Obama mantendrá 8,400 soldados en Afganistán hasta 2017

Hasta este jueves, esa bomba había estallado solamente en ensayos realizados por la Fuerza Aérea en 2003.

El pasado fin de semana un soldado estadounidense había resultado muerto en combates en la provincia de Nangarhar, en el este de Afganistán.

erp