Estados Unidos expresó este lunes 2 de noviembre su desagrado ante la "intimidación" contra la prensa durante las elecciones legislativas celebradas en Turquía, de las que el mandatario Recep Tayyip Erdogan surgió fortalecido.

NOTICIA: Partido AKP restaura su mayoría tras las elecciones en Turquía

Apenas semanas antes de que el presidente Barack Obama se reúna con Erdogan en Turquía, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, dijo que Washington estaba "profundamente preocupado de que los medios y los periodistas críticos del gobierno (turco) fueron objeto de presiones e intimidación durante la campaña".

El Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) de Erdogan recuperó el domingo 1 de noviembre la mayoría absoluta en el Parlamento turco, que había perdido en junio último.

"Estados Unidos felicita al pueblo turco por su participación en las elecciones", destacó Earnest, quien aclaró que Estados Unidos había tomado nota del informe de los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

NOTICIA: Obama alista planes para cerrar Guantánamo

A pesar de que se alegraron por "el amplio espectro político" que se ofreció a los electores turcos, los observadores opinaron que la violencia había "obstaculizado las posibilidades de que los candidatos realizaran una campaña libre", sobre todo en el sudeste del país de mayoría kurda. La OSCE condenó además el intervencionismo del gobierno islamoconservador de Erdogan "en la autonomía editorial de los medios".

NOTICIA: EU deportará a la mayoría de los niños migrantes

"Tanto en privado como en público hemos expresado nuestras inquietudes en relación con la libertad de prensa, de expresión y la libertad de reunión", agregó el portavoz del gobierno estadounidense.

rarl