Bogotá. El secretario de Estado Mike Pompeo anunció que Estados Unidos tomará más acciones en apoyo al opositor Juan Guaidó y su lucha para sacar a Nicolás Maduro del poder en Venezuela.

Al término de una reunión con el legislador venezolano durante una conferencia regional contra el terrorismo organizada por el presidente colombiano, Iván Duque, en Bogotá, Pompeo evitó detallar las sanciones —que se sumarían a los castigos vigentes, incluido un embargo petrolero—, pero aseguró que Washington no “ha terminado” en su estrategia contra el gobierno chavista.

Mientras que Guaidó, además de denunciar presuntos apoyos de Caracas a rebeldes colombianos del ELN, disidencias de las FARC y milicias chiitas de Hezbolá, volvió a dejar sobre la mesa “la polémica opción del apoyo militar” para sacar a Maduro del poder.

“Es una opción que ha estado contemplada. ¿Cuál privilegiamos o cuál quisiéramos? Elección realmente libre con arbitro creíble”, señaló.

Guaidó fue reacio a ahondar en las solicitudes de ayuda que le realizó a Pompeo: “Hay elementos de Estado que no voy a revelar, por supuesto aumentar la presión, el acompañamiento, todo lo que tiene que ver con el tema migratorio, no permitir el contrabando de oro de Venezuela, catalogado como oro de sangre, y otras cosas”.

Estados Unidos encabeza la lista de los países que reconocen a Guaidó como presidente interino, tras denunciar el fraude de la reelección de Maduro en el 2018.

Asimis mo, Guaidó agregó que con su viaje a Davos, Suiza, busca visibilizar la tragedia del pueblo venezolano oprimido por “la dictadura de Maduro”.

“Esta gira la hemos iniciado, la hemos emprendido para buscar las herramientas, para tomar acción en contra de la dictadura, para respaldar la lucha de años de los venezolanos, el sacrificio de tantos”, declaró Guaidó a periodistas.

“Tendremos reuniones importantes en Europa, en la Unión Europea, y específicamente en Davos. Hay fuerzas que son incontenibles, como las que buscan la democracia”, agregó.

Sin embargo, no hay evidencia de que la gira de Guaidó rompa el punto muerto en Venezuela, en el que los militares continúan apoyando al gobernante Partido Socialista y Maduro ha resistido a las sanciones de Estados Unidos.

Lazos con Europa

Desde Bruselas, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, confirmó que se reunirá con el líder opositor venezolano.

“El presidente Juan Guaidó, reconocido como el legítimo presidente de la Asamblea Nacional, estará en Bruselas. Me reuniré con él el miércoles”, informó Borrell, al término de una reunión de cancilleres europeos.

Europa se confirma como la próxima parada de Guaidó, quien, burlando una prohibición de salida de Venezuela, viajó a Bogotá, donde el domingo fue recibido con honores oficiales por Duque.

La ministra de Exteriores española, Arancha González Laya, se dijo dispuesta a recibirlo también si decide pasar por España, “como parece que así fuera a ser”, para discutir cómo “contribuir a una solución” en Venezuela.

Para intentar impulsar una salida negociada “entre venezolanos” a través de elecciones democráticas, González Laya ofreció España como sede de una eventual próxima reunión del Grupo Internacional de Contacto, formado por países latinoamericanos y europeos.