Washington. El Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos publicó el día de ayer 27 de enero, una alerta antiterrorista por un "clima de crecientes amenazas" vinculadas a "extremistas violentos", opuestos al gobierno del demócrata Joe Biden.

Las autoridades judiciales anunciaron al mismo tiempo la inculpación de un partidario de Donald Trump luego que en su empresa se hallaran cinco bombas artesanales y un arsenal que según el acta de acusación iban a ser empleados para atacar a demócratas.

El departamento de Seguridad Interior aseguró sin embargo que su alerta no estaba motivada por "informaciones sobre un complot específico creíble" sino más bien por un "clima de amenazas" presente en todo el país y que puede durar varias semanas.

"Información sugiere que algunos extremistas violentos movidos por la ideología -con objeciones al ejercicio de la autoridad gubernamental y la transición presidencial-, así como por otros agravios alimentados por falsedades, podrían seguir movilizándose para incitar o cometer violencia", dijo el Departamento en un comunicado.

La dependencia gubernamental publica regularmente este tipo de advertencias, pero por lo general están ligadas a amenazas de origen extranjero, sobre todo yihadistas. La última estaba relacionada con Irán.