Nueva York.- El Departamento de Estado estadounidense emitió una alerta de viaje global a sus ciudadanos, luego de la toma de rehenes en la ciudad de Sidney, Australia, que el pasado 15 de diciembre resultó en la muerte de dos personas.

La toma de rehenes de parte de un atacante solitario es un recordatorio para los ciudadanos de Estados Unidos de que deben ser muy cuidadosos, mantener un muy alto nivel de vigilancia y tomar medidas apropiadas para aumentar su seguridad personal , indicó la dependencia.

La alerta, que expira hasta el próximo 19 de marzo, expresó que un análisis de ataques previos reveló que los terroristas no sólo se enfocan en atacar recintos del gobierno de Estados Unidos sino también hoteles, zonas comerciales, lugares de culto y escuelas.

Apuntó que los ataques coinciden a menudo con las temporadas de vacaciones y que los ciudadanos estadounidenses deben tomar en cuenta que los grupos terroristas y aquellos individuos inspirados en ellos pueden suponer un riesgo impredecible en lugares públicos.

Los ciudadanos de Estados Unidos deben mantenerse alerta a las condiciones locales y detectar cualquier señal de peligro , enfatizó el Departamento de Estado.