Washington.- El gobierno de Estados Unidos condenó hoy incidentes registrados la víspera en Kenia, que dejaron 39 muertos y docenas de heridos, incluidos niños y mujeres.

En un comunicado, la Casa Blanca condenó los incidentes registrados el viernes en la región del río Tana de Kenia, que " representa una escalada creciente de la violencia de la que han sido testigos estas comunidades en agosto y septiembre pasados", señaló un comunicado.

"Enviamos nuestras profundas condolencias a las familias que han perdido a sus seres queridos en estos acontecimientos", señaló el texto.

"Urgimos al gobierno de Kenia, a la policía y a los líderes de las comunidades orma y pokoma a dar fin a este círculo de conflicto y a redoblar esfuerzos para establecer una paz duradera en la región", indicó.

De igual forma, el gobierno estadunidense instó a redoblar esfuerzos para poner fin a las acciones de agresión, ante la celebración de las elecciones de marzo próximo.

"Estados Unidos urge a residentes de Kenia a mantener vigentes sus derechos a través de acciones pacíficas que les permite su constitución para que puedan tener un futuro seguro, próspero y democrático".

Un grupo de desconocidos incendió la madrugada del viernes varias casas en una aldea de la tribu orma en el pueblo de Kipao, en el sureste de Kenia, donde han existido tensiones tribales desde el verano pasado.

En agosto y septiembre pasados, más de 100 personas murieron en enfrentamientos entre los pokomo y los orma, dos comunidades que se disputan los recursos naturales de la zona.

Las tensiones entre las dos comunidades aumentaron en los últimos días después de que se pidió a los pobladores entregar sus armas a las tropas del gobierno.

mac