Estados Unidos condenó este miércoles un ataque contra una cadena de televisión oficialista en Siria que provocó la muerte de siete personas, en el marco del sangriento conflicto que opone a rebeldes contra el régimen de Damasco.

"Condenamos todos los actos de violencia, incluidos los realizados contra elementos del régimen", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, quien también criticó al presidente Bashar al Asad por la matanza innecesaria de civiles.

RDS