Estados Unidos suspendió operaciones en su embajada en Damasco, en tanto que el embajador estadunidense en Siria, Robert Ford, y todo el personal diplomático salió de ese país, informaron hoy fuentes oficiales.

'La reciente ola de violencia, incluyendo los bombardeos en Damasco el 23 de diciembre y el 6 de enero, ha generado preocupaciones serias de que nuestra embajada no está suficientemente protegida de un ataque armado', afirmó la vocera del Departamento de Estado, Victoria Nuland.

En un comunicado, Nuland señaló que Estados Unidos, en conjunto con otras misiones diplomáticas, expresaron su preocupación al gobierno sirio, 'pero el régimen falló en responder adecuadamente'.

RDS